martes, 30 de noviembre de 2010

SIN SACUDIR LA HIERBA

.





And the days are not full enough
And the nights are not full enough
And life slips by like a field mouse
Not shaking the grass

Ezra Pound; 1908. 






El espacio es un punto y otro, como puente o "primera mirada sin igual" (M.Tsvietáieva) que hace posible el tissue que agujerea tantas cosas solemnes de la espesura del tiempo y su cofradía de supuestos.

Últimas horas de noviembre de la primera década del siglo XXi. Pareciera que la literatura no atardece. Sobretodo mientras bajo los números romanos leo Ezra Pound. 


 Desde un chat de Babelia (elpais.com) en la FIL Guadalajara, más temprano, el poeta Juan Gelman conversó con internautas:

-Juan, ¿me recomendarías un libro, un lugar, una comida, un sonido, un lo que sea, que te guste mucho, mucho? Y así lo compartimos un poco. Un abrazo grande, que funde la nieve.
-Querida Carolina, una quesadilla de frijol refrito. Negro. Abrazos (...)
 

No se trata de mezclar nada. La poesía es palabra calcinada y por eso puede hablar de todo (...)

en lengua castellana ya no hay Aconcaguas, pero hay cordillera (...)

Los límites del lenguaje existen. No hay hipocresía en un buen poema, aunque haya poetas hipócritas. (...) 

César Vallejo influyó en mí más que cualquier otro poeta y a él me unen el placer de su lectura y la lucha por desenchalecar el lenguaje. 

Últimos peldaños para la cuenta por escrito del repaso de lectura manuscrito. Menos situ mi quepa suele reinscribirse en sitios de avatares retroactivos. A riesgo de anacronismo desaireado y deportes estériles.


 "A comienzos de la era stalinista, Victor Shklovsky condensó acertadamente la ideología de esa era: el tiempo siempre tiene razón. Así el dogmastismo es la fuente de toda resistencia contra la dominación totalitaria del tiempo, pues un dogmatismo es alguien que insiste que ciertas ideas o cosas son supratemporales, sin por supuesto poder demostrarlo. También aquí se trata de una decisión, pero de una decisión no en el tiempo y por él, sino en contra de él." Boris Groys; 2002.


Primera madeja o Blog y superficie de un cuaderno en treinta días de espacio con sus puentes de mimbre de escritura. Init labor cuyo nivel de suelo es un gramaje desmalezado de inéditos. Tras títulos enterrados en lo absurdo de hacer pie.










.

lunes, 29 de noviembre de 2010

S / t

.






"La escritura no es la impresión, a pesar de todo el blablablá sobre el famoso Wunderblock." 

Jacques Lacan; 1971.









.

lunes, 22 de noviembre de 2010

LA PUPILA DEL SOPLO

.










Mnemosyne. Brisa y espíritu, el cuerpo de la música. Extinguido asunto de los inicios donde Jerusalem y Atenas en atisbo de arena  habitan cada sitio por los nueve vestigios donde asoma. Vástagos de lo tácito, el corazón de tempus es reliquia del día.

































.

martes, 9 de noviembre de 2010

LINEAS REFERENTES

.









Étrangler l´étranger     //     Église, exil

Marcel Duchamp  (*)





¿Acaso el psicanálisis se dejaría reducir con tanta facilidad a un género que un escritor podría colocar entre otros?


Germán García (**) 




















Nada más que cierto anacronismo para que lo invariante en repetición abra su imperceptible obra singular. Acervo de dos versos ready made. Surco inconexo de vertientes donde la enunciación muestra enunciados para resquebrajar ciertos presentes. Fragmentos sidos en porvenires residuales e inocuos; devenires deshechados e intensidades jamás visibles y esquivas. Espejos nulos y transparentes como tiznados por borras hondas de pulsos extraviados. Y ello como extranjero, como eso estrangulado, feligrés y en exilio. 



























(*) Anthologie de l´humour noir; André Breton 1939
París Jean-Jacques Pauvert, 1966. 

(**) La virtud indicativa. Psicoanálisis y literatura. Germán García. Colección Diva; Buenos Aires, 2003.









  

domingo, 7 de noviembre de 2010

LA IMPOSIBILIDAD DE ILUSTRACION

A las imágenes las ensaya el ver que en sus tanteos ciega todo saber. Una lentitud en ellas que la palabra deja filtrar en gestos de escritura. Callados ensalmos de pensamientos sidos. Hechos desempotrados de soportes.


Al capullo lo sotiene el enigma, su plural cadencia sin respuesta. Una invisibilidad insoluble.



Arboleda, cerillo consumido, de la orfandad de carbón abierta en lo fugaz del lila. Fluo de jacarandá entre la llovizna tiznada de pastel.



Táctiles. Crédito y subrayado imantan la apetencia del pensar por escrito. Donde los viajes dicen párpado lo insitu se disipa y dispara. Cámara de la noche que lo móvil descarta.



Aluvionales y acuosos cada posta hace charco y espejismo. Carretera, pavimento y distancia. La ilusión sólo fija sin porvenir todo tanteo. Algo de banquina habita en las orillas sin pretender intemperie. Nada lo natural estrago édito. En su pose hendida finge novedad y mensura.



Bajo muelle suele acordarse el valle que no hay otra memoria para lo que no vemos. Periferico el mundo se enhebra entre las ramas. Sin gentilicio pretende nombres para su gestión de prestigios. Enseguida algún pájaro señala. Sin poso el tiempo anida los vestigios que lo descubren huella.











.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

FILME

Sobre diseminado lo visible supuse un nunca sostenido, aliado del saber, que el tiempo deshizo con distancias mejores. Igualmente lo dejé intacto. Esa mañana del texto realzó su potencia y el poema alcanzó lo que sólo hoy como apertura de libro obtiene lugar inmejorable. Cierta modernidad antologada en cuatro versos de lecturas sobre su temática. Un anacronismo logrado de efectos dialoga con sus paradojas. Sobre un fondo de ver a los tanteos la superficie erige trabajo e intuición decantadas en las propias consistencias. Suele llamarse arte en literatura a las interrogaciones que insisten tras la añadidura enraizada de los derroteros. Una extimidad expropiatoria de ajenidades diversas y soportes identificatorios. Aquello que Harold Bloom, con maestría, define como ansiedad o angustia de influencias, y la sabiduría significante de la transferencia analítica obtiene en su singular puesta intelectiva.

Pensar por escrito allí donde se lee.  He ahí el filme, trabajo de escritura.











.

lunes, 1 de noviembre de 2010

POSTAL





















Un Cratilismo de calacas donde el corazón no duela por palabras en cotos de caza.















NOTTE

El tiempo del temblor descompagina lo que sin irradiarse a sí olvida o permanece. Una alteridad sin borde que salpica sin afuera y un adentro sin amarre tras su cautela. Hay movimientos en la ciudad que se parecen a su imaginería: limpias de aura de esquirlas imaginarias de escenas temidas silenciosas, de una transparencia sólo advertida por hierbas del aroma en inciensos.


Prolifera Jung sin Warburg.


El otoño inédito de una memoria sorprendida en borradores.


Hay pocilgas también en las versuras. Pasto de márgenes de la madera literaria.


Líneas sin trazo pero también sin pregnancia al capricho de las fugas.

Líneas desprovistas de encabezamiento, de arpónes, pasadizos y cajas de texto.


La ciudad de la escritura contempla que sus paralelas se anuden. Que los gentilicios derramen sus raíces. Que el puente del gerundio no haga patitos en la esplanada, creyéndose canto rodado. Desmadre de no palparse de ánimo. Signo y vacío.


Emular turibus con ecobici no hace más que dejarse escrachar por cierta hojarasca previsible. Extraviarse es un aprendizaje retroactivo. Su orientación es sin artículo. Indirecto y libre, camino de síntoma y sosiego. Carece de prestigio y de biógrafos supuestos, como enseñó el vienés a pesar de su ideal y genio. La palabra fayuto caza sus hijos bobos que algún ideal huero dispersó en espejismo sobre la palabra carretera. Agua impresa de escritura extranjera que sin ímpetu asimilante no perdura. No alcanza esquina alguna.







.

DURACION

Rien qui avec l´oublie n´est s´arrange. 

Anne Talvaz (*)











Hay dibujos que no atrapan la cierta transparencia: las que hilvana obsesión de verso y desvanece antes de llegar al manuscrito. Quien enlaza cierta zozobra sin siquiera pronunciarse por escrito. Los círculos anudados en jerga de diario en suspensiones. Esta noche de espesura, pariente del sopor y de la errancia. Como el camino de Marguerite Duras parecido al olvido donde la escritura no procastina, no siboga y nada. Nadar logrado en sucesiones. Impío. Duradera.


















(*) Nada que con olvido no se arregle.


Confesiones de una Gioconda y otros poemas.  Anne Talvaz  
 Traducción de Mirta Rosenberg  y  Jaime Arrambide 
Bajo la luna Poesía; Bs. As. 112 pp, 2008 





EL INiCIO Y EL PRINCIPIO










"Cada uno crea / de las astillas que recibe / la lengua a su manera / con las reglas de su pasión / -y de eso, ni Emanuel Kant estaba exento."


Juan José Saer


El arte de narrar, 1986.






La escritura en su nido, allí donde el comienzo acontece. Su hebra. Puede decirse síntoma analítico también, lo que es un colofón, una tarea posterior que prevalece a la hora de los títulos, las nominaciones y sus links invisibles.

Mantuve, como también se dice, un primer y único Blog, lapupiladelcero.blog.com hasta el viernes cuatro de diciembre de dos mil nueve, con Puerto de Olivos, su ultimo poema (http://lapupiladelcero.blog.com/2009/12/04/puerto-de-olivos/), uno de los últimos textos de un libro que comenzó en Argentina y fue recorriendo el calendario y algunas ciudades. Fruto de un verso de Oliverio Girondo, el título del blog, también funcionó como un lugar de sentido que equidiste e implemente estrategias de lectura y composición que hoy reinstala sus cometidos, intentos, borrascas y hechuras.


Buenos Aires México en el guión que traduce dos lugares. Algo se pierde al ganar un nuevo tiempo; algo se gana al perder ciertos espacios. Las traducciones enseñan instancias sutiles donde su añadidura como raíces cobran movimientos inéditos de aquellas circunstancias de alteridad y decisión. Aquella petición en sus rigores y pulsión, vuelve a enunciarse, a despejar nuevos y viejos supuestos en persistencia vital con su insistencia inédita. De allí su ánima como principio y ánimo de inicio. Pensar por escrito es traducir lo que no necesariamente se halla en lo dicho y es neto trabajo de elucidación y placer. En literatura los logros así como sus estragos, anacronismos y ansiedades de influencias, obtienen formas y tradiciones singulares en sus registros de experiencia.























.